El melanoma es el tipo de cáncer de piel más peligroso. Es un tumor maligno que se forma en los melanocitos (células que producen el pigmento que da color a la piel). El 95% de los melanomas se producen en la piel y muy rara vez en mucosas, órganos internos, etc.

Aunque a medida que envejecemos crece el riesgo de desarrollar cáncer de piel, es uno de los cánceres más comunes en los adultos jóvenes (especialmente en mujeres).

En los últimos 30 años ha aumentado exponencialmente. Al año son diagnosticados más de 150.000 casos en el mundo.

Es muy importante la prevención y detectarlo en su fase inicial ya que cuando está avanzado puede llegar incluso a poner en riesgo la vida.

CausasCausasCausas

Causas

Las causas exactas de los melanomas no están claras del todo, siendo lo más probable una combinación de factores de entre los que destaca la exposición a los rayos ultravioleta. Además los melanomas se han asociado a otros factores de riesgo:

  • Número de lunares.- La presencia de más de 50 lunares a lo largo del cuerpo indica un mayor índice de probabilidades de padecer un melanoma que una persona que no tenga lunares o muy pocos. Los lunares inusuales (nevusdisplásicos) son más peligrosos, estos suelen tener bordes irregulares, ser más grandes y tener mezcla de colores.
  • Edad.- Como hemos comentado, el melanoma puede aparecer en cualquier edad, y aunque cada vez se diagnostiquen más en jóvenes adultos, la mayoría de los melanomas se presentan antes de los 55 años. A partir de los 70 años es más fácil encontrarnos con melanomas nodulares o acrales.
  • Sexo.- Es ligeramente más frecuente en mujeres y suele aparecer en los miembros superiores e inferiores del cuerpo, por haber estado más expuestos al sol. En general el melanoma en mujeres suele tener un mejor pronóstico que en varones.
  • Raza.- El melanoma es más frecuente en individuos de piel blanca, ya que al tener menos pigmentación (melatonina) están más desprotegidos del sol. En Individuos de raza negra el melanoma suele aparecer en palmas de las manos, plantas de los pies y mucosas, debido a que son las zonas donde menos pigmentación tienen.
  • Antecedentes familiares.- Si algún familiar ha tenido melanoma, se tienen más probabilidades de desarrollar en un futuro. Aunque esto podría deberse a alguna mutación genética, parece que lo más probable es que se deba a que se comparta el estilo de vida.
  • Sistema autoinmune débil.- Hablamos de personas con SIDA, que están tomando medicamentos para evitar rechazo en trasplantes, etc.
SíntomasSíntomasSíntomas

Síntomas

El melanoma se puede presentar por cualquier zona de la piel, raramente se da el caso de melanomas en órganos internos o en los ojos.

Normalmente el melanoma se desarrolla a partir de un lunar que ya teníamos y que va cambiando sus características, estos cambios pueden ser:

  • Tamaño.- Atentos a aquellos que superen unos 6 milímetros
  • Forma irregular.- Los lunares normales suelen ser circulares.
  • Bordes irregulares. Pueden denotar la formación de un melanoma.
  • Color.- Atentos a aquellos que van cambiando de color o que presentan diversidad de colores.
  • Picor y sangrado.- Lunares que antes no notabamos empiezan a molestar e incluso sangrar.
DiagnósticoDiagnósticoDiagnóstico

Diagnóstico

La única manera fiable de diagnosticar el melanoma es la realización de una biopsia de la lesión en la piel, mucosas, etc. Un patólogo determinará si la muestra es o no de un melanoma.

Autoexploración

Es una práctica recomendable para las personas de riesgo que se realicen una exploración regular de sus lunares y si notan alguna variación importante acudan al dermatólogo.

En esta exploración nos podemos ayudar con espejos para hacer una revisión completa del cuerpo, incluyendo todo el contorno de brazos y piernas, las ingles e incluso bajo las uñas.

TratamientosTratamientosTratamiento

Tratamiento

El tratamiento será diferente dependiendo del estadio en que se encuentre el melanoma:

Tratamiento para fases iniciales.- El melanoma no ha pasado de la piel

Se extirpa por completo, con un pequeño margen de seguridad de piel sana. El proceso requerirá de la intervención de un patólogo que analizará si todo el contorno de seguridad se encuentra limpio o si por el contrario es necesario extirpar más.

Es recomendable realizar una biopsia del los ganglios centinelas.

Tratamiento para fases avanzadas. – El melanoma se ha extendido más allá de la piel.

Como en otros casos de cáncer un comité médico decidirá los pasos a seguir, además de extirpar el melanoma, los cuales pueden incluir los siguientes tratamientos:

  • Extirpar los ganglios centinela.- Ante la mínima duda se extirpará el ganglio linfático correspondiente.
  • Terapia de medicamentos dirigida: Se pueden utilizar trametinib, dabrafenib o vemurafenib por ejemplo que serán más o menos efectivos dependiendo del tipo de melanoma. Casi todos tienen importantes efectos secundarios.
  • Estimulación del sistema inmunitario: Con ipilimumab, interferón e interleucina-2, entre otros. Los efectos secundarios que tienen son parecidos a los síntomas de la gripe.
  • Quimioterapia.- Generalmente administrada por vía intravenosa, aunque también puede ser por vía oral.
  • Radioterapia.- Dirigida tanto al propio melanoma de origen como a los ganglios linfáticos afectados.

PREVENCION:

Lo mejor como en la mayoría de los casos es la prevención. Y con este decálogo de consejos es fácil reducir el riesgo de padecer cáncer de piel.

  • Evita el sol en las horas donde más incidente es (las horas centrales del día).
  • Usa protector solar todo el año.
  • Gafas de sol.
  • Evita las lámparas de bronceado.
  • Si posees muchos lunares hazte una revisión de los mismos una vez al año con un especialista (dermatólogo). Este utilizará un dermatoscopio que efectúa un mapeo digital. El mapa de lunares actual se comparará con los anteriores para ver si hay variaciones significativas y sospechosas.
Especialidades:
  • Dermatología