El sistema endocrino está formado por una serie de glándulas y tejidos encargados de la producción de hormonas, esas sustancias que activan y regulan todos los procesos metabólicos del organismo.

Cuando existe una patología en algún órgano endocrino habrá un exceso o carencia de hormonas, provocando que el órgano de destino de la hormona realice sus funciones de forma incorrecta, con consecuencias como la obesidad o la diabetes. Además hay enfermedades relacionadas con el envejecimiento que están ligadas a alteraciones hormonales, es el caso de la osteoporosis y la sarcopenia.

Nuestro interés es trabajar con la mayor exigencia de calidad científica y asistencial para proporcionar el mejor cuidado disponible a los pacientes con la máxima rapidez y disponibilidad.

Buscador de patologías

Encuentre a su médico

EndoEndoSISTEMA ENDOCRINO

EL SISTEMA ENDOCRINO

Repartidas por diferentes partes del cuerpo existen una serie de glándulas que segregan hormonas y van a parar directamente a la sangre, que a través del sistema circulatorio alcanzarán los órganos a los que van destinadas.

Una determinada hormona puede tener como destino varios órganos simultáneamente y por otra parte un órgano se verá afectado por diferentes hormonas.

Al alcanzar una determinada hormona el órgano de destino se desencadenará una reacción. Las reacciones que producen las hormonas afectan a aspectos tan diferentes como la reproducción, el estado de ánimo o el crecimiento.

Glándulas Endocrinas

Glándulas suprarrenales

Son dos glándulas que como su nombre indica están situadas en la parte superior de los riñones. Las hormonas que aquí se producen (adrenalina, cortisol y aldosterona) están destinadas al metabolismo de glúcidos, lípidos y proteínas.

Sus funciones son:

    • Controlar la presión arterial.
    • Controlar la concentración de fluidos corporales.
    • Controlar la función renal.

Hipotálamo

Situado en el encéfalo, dentro del cerebro, el hipotálamo coordina y comunica las funciones de las hormonas y las neuronas, al producir hormonas que afectan al cerebro y sistema nervioso.

Sus funciones son:

    • Regular la sed.
    • Regular el hambre.
    • Regular el apetito sexual.
    • Controlar la presión arterial.
    • Regular la temperatura del cuerpo.
    • Regular la tensión muscular.
    • Otras.

Páncreas

En la región abdominal, detrás del estómago está el páncreas, el cuál por una parte libera hormonas a la sangre (entre otras insulina, somatostatina y glucagón) y por otra secreta enzimas digestivas que pasan directamente al intestino delgado.

Sus funciones son:

    • Regular el almacenamiento y consumo de aminoácidos, triglicéridos, glucosa y otros nutrientes.
    • Regular la digestión mediante las enzimas digestivas, que dividen las moléculas de los alimentos en otras más pequeñas.
    • Controlar el azúcar de la sangre.

Hipófisis

También llamada glándula pituitaria, está situada en la base del cerebro y produce hormonas que controlan a su vez la producción de otras glándulas hormonales, como la tirotropina (que estimula el tiroides) o la adrenocorticotrópica (que estimula las glándulas suprarrenales). También segrega otras como la hormona del crecimiento.

Sus funciones son:

    • Regular el crecimiento mediante la hormona del crecimiento (FSH).
    • Regular la producción de óvulos y esperma mediante la hormona luteinizante.
    • Controlar la producción de hormonas tiroideas mediante la hormona tirotropina.
    • Otras.

Gónadas

Los ovarios y los testículos además de producir las células reproductoras femeninas y masculinas (óvulos y espermatozoides) producen las llamadas hormonas femeninas (estrógeno y progesterona) y las masculinas o andrógenos.

Sus funciones son:

    • Controlar el desarrollo durante la pubertad de las características sexuales femeninas y posteriormente el revestimiento del útero en la menstruación mediante las producción de estrógenos.
    • Propiciar el establecimiento del cigoto (óvulo fecundado) en el útero, así como su desarrollo posterior, mediante la progesterona.
    • Controlar el desarrollo durante la pubertad de las características sexuales masculinas y posteriormente estimular la maduración espermática, mediante la testosterona.
    • Propiciar el desarrollo de tejidos, especialmente el muscular, mediante andrógenos.

Timo

Entre el esternón y el corazón se encuentra esta glándula linfoide fundamental para el sistema inmunológico. Hay estudios que demuestran que cuando hay estados de ánimo positivos (alegría, placer, etc.) el timo se agranda, mientras que si son negativos (tristeza, estrés, etc.) se hace más pequeño. Este hecho indicaría que una actitud positiva influirá en un sistema inmunitario más eficaz.

Sus funciones son:

    • Madurar los linfocitos producidos en la médula ósea.

Tiroides

En el cuello, encima de la clavícula se halla el tiroides con su característica forma de mariposa. Las hormonas que segrega regularan gran cantidad de funciones corporales entre las que se puede destacar el metabolismo.

Sus funciones se detallan en el apartado especial dedicado al tiroides.

Paratiroides

Son cuatro glándulas situadas por detrás del tiroides que segregan la hormona paratiroidea.

Sus funciones son:

    • Regular los niveles de fósforo y calcio del organismo.

endocrinologiaendocrinologiaOBESIDAD Y SOBREPESO

OBESIDAD Y SOBREPESO

Podemos hablar de la obesidad como de una enfermedad crónica, que tiene un importante componente hereditario y otro de hábitos de alimentación y de vida.

Una persona obesa es propensa a sufrir un sinfín de patologías cardiovasculares, articulares, etc.

Clases de obesidad

Obesidad según la distribución

Atendiendo a la distribución de la grasa por el cuerpo distinguimos las siguientes clases de obesidad:

    • Obesidad Periférica.- (En forma de pera) La grasa se concentra en mayor medida por debajo de la cintura, esto es, en la cadera, los muslos y los glúteos. Acarrea problemas en las articulaciones inferiores (artrosis de rodilla), varices, etc.

Como es más común en las mujeres también es denominada Obesidad Ginoide.

    • Obesidad Central.- (En forma de manzana) La grasa se concentra en mayor medida sobre la cintura y por encima de ella. Podríamos decir que es más peligrosa que la periférica, ya que conlleva un gran riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como de diabetes, dislipemias, etc.

Es más común en los hombres por eso también es llamada Obesidad Androide.

    • Obesidad Homogénea.- La grasa se distribuye de forma regular por todo el cuerpo.

Obesidad endógena y exógena

Aunque siempre hay una conjunción de causas para la obesidad, hablamos de obesidad exógena cuando es debida a un exceso de alimentación y de sedentarismo. Mientras que la obesidad endógena estaría provocada por problemas metabólicos y endocrinos.

Obesidad según la causa

Aunque como hemos dicho normalmente suelen varias las razones para que una persona esté obesa, también se puede hacer una clasificación de la obesidad según la causa que la provoque.

Podemos hablar de Obesidad Cromosómica (debida a un defecto en los cromosomas), Obesidad de tipo nervioso (cuando la desencadena la depresión o el estrés), Obesidad Dietética (por comer mal y demasiado y no hacer ejercicio) y un largo etc de obesidades.

Grados de Obesidad

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha establecido hasta cuatro grados de obesidad atendiendo al IMC (Índice de Masa Corporal) por encima de lo que se considera sobrepeso:

Sobrepeso IMC entre 25.0 y 29.9
Grado de obesidad 1 IMC entre 30.0 y 34.5 De bajo riesgo
Grado de obesidad 2 IMC entre 34.5 y 39.9 Riesgo moderado
Grado de obesidad 3 IMC entre 40.0 y 50.0

Alto riesgo / Obesidad Mórbida

Grado de obesidad 4 IMC superior a 50

Altísimo riesgo / Obesidad extrema

Endocrinología - TiroidesEndocrinología - TiroidesTIROIDES

TIROIDES

También llamada "la manzana de Adan" Es una de las mayores glándulas del sistema endocrino. Está compuesta por un lóbulo izquierdo y uno derecho unidos por un "istmo". Se desarrolla entre la 3ª y 5ª semana del embarazo.

Entre otras segrega las hormonas Triyodotirosina, Tiroxina o tetrayodotiroxina y la Calcitonina.

Sus funciones son:

  • Regular el metabolismo.
  • Regular los niveles de colesterol en la sangre.
  • Regular el ritmo cardiaco.
  • Regular el funcionamiento del sistema nervioso central, en especial durante el periodo de desarrollo.
  • Mantenimiento de la fortaleza muscular.
  • Regular la temperatura corporal.
  • En la infancia es fundamental para el desarrollo físico y mental ya que las hormonas del tiroides son esenciales para la síntesis de muchas proteínas.
  • Ayudar la metabolización de diferentes nutrientes.
  • Controlar la glándula pituitaria y el hipotálamo.

Patologías frecuentes

Hipotiroidismo

Hay una disminución en la producción de hormonas. Este déficit de hormonas tiroideas hace que disminuya en general la actividad orgánica, viéndose afectadas gran cantidad de funciones como la neuronal, cardiocirculatoria, metabólica y un largo etc.

Aunque se puede presentar en ambos sexos y a cualquier edad, suele afectar más a mujeres de entre 30 y 60 años.

Los síntomas son de lo más variado, siendo muy característico el aumento de peso, la fatiga y la debilidad muscular, pero se suelen presentar otros como la depresión, problemas de memoria, inflamación y dolor de articulaciones y un largo etc.

En los niños con hipotiroidismo se producirán alteraciones en el crecimiento, desarrollo mental y retraso en la pubertad.

Como consecuencia del hipotiroidismo se puede dar también el bocio, que consiste en el agrandamiento del tiroides. Como curiosidad comentar que este engrosamiento del cuello producido por el bocio se llegó a considerar en ciertos países como algo que realzaba la belleza femenina.

Su tratamiento será el aporte exterior de las hormonas deficitarias.

Hipertiroidismo

Al contrario de lo que ocurre en el hipotiroidismo, hay un exceso en la producción de hormonas tiroideas.

Suele darse por una enfermedad autoinmune: "Enfermedad de Graves Basedow".

Afecta a algo menos del 10% de la población, con prevalencia en mujeres de 20 a 30 años.

Tiene consecuencias negativas en especial para el corazón, con síntomas como las palpitaciones y las taquicardias. Además las personas que lo padecen suelen sufrir de agotamiento, nerviosismo e irritabilidad, insomnio, temblores, etc.

Para contrarrestar el exceso de hormonas existen fármacos antitiroideos y también se puede administrar yodo radiactivo.

Nódulos tiroideos

Pueden ser cancerígenos o de carácter benigno. Llegado el caso se recurre a la extirpación quirúrgica de los nódulos.

Diagnostico de patologías del tiroides

Para ver el estado del tiroides se realizan pruebas analíticas de sangre donde se incide en la existencia de una serie de indicadores:

    • TSH: Esta hormona es el indicador más preciso del funcionamiento del tiroides.
    • TSI: Para cuantificar la inmunoglobulina estimulante del tiroides.
    • T3 y T4: Cuantifican varias hormonas tiroideas.
    • Anticuerpos antitiroideos.

Además se usan pruebas de diagnóstico por imagen como la tomografía computarizada, ultrasonidos o la gammagrafía que es una prueba de medicina nuclear, al igual que la prueba de captación de yodo radiactivo.

Endocrinología - DiabetesEndocrinología - DiabetesDIABETES

DIABETES

Diabetes tipo 1

Se produce porque el páncreas no produce la cantidad de insulina suficiente. Se inicia en la juventud o la infancia, siendo de carácter crónico. Las personas que la padecen son Insulinodependientes, precisarán de insulina exógena de por vida.

Aunque no se conocen exactamente las causas que originan la diabetes de tipo 1, si que se saben los factores de riesgo:

    • La herencia.- Es una predisposición, pero solo algo más del 10% de los niños con este tipo de diabetes tienen a padres o hermanos que la padezcan también.
    • El sistema autoinmune.- En algunas ocasiones sucede que los propios anticuerpos atacan a las células productoras de insulina (células beta).
    • Agentes externos.- como podrían ser un virus o alguna comida.

Diabetes tipo 2

Se inicia en la edad adulta, frecuentemente a partir de los 40 años, aunque también puede presentarse en los niños. A diferencia de la del tipo 1, las personas que la padecen no son insulinodependientes. Dependiendo del grado de afectación se pueda tratar con dieta, fármacos y a veces con insulina exógena.

Los factores de riesgo:

    • Obesidad: El 80% de las personas con diabetes de tipo 2 son obesas, hasta el punto que se ha acuñado el término "Diabesidad". La dieta y el estilo de vida son claves.
    • La herencia: juega un papel mucho mayor que en la tipo 1. Casi todas las personas con tipo 2 tienen un padre o un abuelo que también la ha padecido.

Diabetes Gestacional

Una de cada 10 mujeres van a sufrir este tipo de diabetes durante el embarazo. Durante el embarazo la actividad metabólica aumenta, lo que implica que es necesaria una mayor cantidad de insulina, pero hay mujeres que no son capaces de producir esta insulina extra.

Por otra parte, parece que esta diabetes está relacionada con la producción de hormonas propias del embarazo que también reducen la acción de la insulina.

Los síntomas van desde la visión borrosa, sed, fatiga, vómitos y nauseas, hasta infecciones vaginales.

Endocrinología - NutriciónEndocrinología - NutriciónNUTRICIÓN

NUTRICIÓN

La nutrición es uno de los pilares fundamentales para la mejoría de las patologías endocrinológicas. En especial una alimentación equilibrada, con un aporte diario de yodo de 150 microgramos puede ayudar a prevenir problemas de hipotiroidismo.

El profesional hará una serie de pruebas médicas con las que podrá valorar carencias o excesos de hormonas, grasa etc. y así pautar el tratamiento adecuado dependiendo de la patología.

El Índice de Masa Corporal, el perímetro de cintura y los valores de grasa son indicadores importantes de un buen estado de salud:

  • El IMC: Es el resultado de dividir el peso (en kilogramos) entre la estatura (en metros) elevada al cuadrado. Atendiendo al sexo y la edad habrá una pequeña variación en lo que se puede considerar como IMC normal, pero en general podemos decir que.-
    • IMC < 18.5 Por debajo del peso normal
    • IMC entre 18.5 y 24.9 Normal – Saludable
    • IMC de 25.0 a 29.9 Sobrepeso
    • IMC de 30.0 a 39.9 Obesidad
    • IMC > 40.0 Obesidad de alto riesgo

  • Perímetro de cintura o perímetro abdominal puede ser un valor más significativo que el IMC por ejemplo a la hora de tener problemas cardiovasculares.
  • Valores de grasa visceral (abdomen): Esta grasa es el más perjudicial ya que rodea los órganos vitales perjudicando su función. Genera una serie de toxinas que promueven enfermedades metabólicas como la hipertensión y la diabetes, puediendo incluso inducir a un infarto.
    • Grasa subcutánea: es superficial, se almacena en las extremidades superiores e inferiores.

Con estos valores, otras pruebas complementarias y la historia clínica del paciente se podrá prescribir una dieta personalizada que ayude con los problemas endocrinos.

Pero hay una serie de buenos hábitos que podemos tomar en consideración:

Buenos hábitos alimentarios

  • Ingerir frutas y verduras.
  • Más mercados menos supermercados.
  • Evitar productos procesados.
  • Evitar el alcohol.
  • Controlar sal. Aunque como hemos visto la sal yodada previene los problemas de hipotiroidismo.
  • Ingerir dos litros de agua al día
  • Consumir tipos de grasa adecuados:
    • No consumir grasas saturadas, como por ejemplo la de los aceites refinados y la bollería industrial.
    • Consumir grasas polinsaturadas como por ejemplo la de los pescados azules.
    • Los alimentos ricos en calcio y vitamina D son buenos en caso de hipertiroidismo.

Buenos hábitos de vida

  • Ejercicio físico.
  • Control periódico Parámetros analíticos:
    • Colesterol
    • Glucosa
    • No fumar, ya que el tabaco imposibilita la captación del yodo.
    • El mar. Estar cerca del mar hace que se respire yodo. Si lo que se tiene es hipertiroidismo esto lo empeorará.