Los quistes son sacos delimitados por células epiteliales que contienen líquidos en su interior. Casi todos los quistes renales son benignos y se forman por la dilatación de un segmento o un túbulo colector.
Los quistes renales suelen tener un componente genético importante y su prevalencia aumenta con la edad, calculándose que hasta una tercera parte de la población de 50 años tiene algún tipo de quiste renal.

Patologías y tipos de quistes renales

  • Quistes renales simples y complejos: Llamamos quistes complejos a aquellos que visualmente en una ecografía presentan una pared más gruesa o alguna característica que haga recomendable un estudio complementario (como una tomografía) para descartar otras patologías.
  • Enfermedad renal poliquística: Es una patología hereditaria en la que se forman grupos de quistes que pueden crecer y hacerse muy grandes.

Las Enfermedades Renales Poliquísticas Autosómicas Dominantes y Recesivas tienen su origen en los genes ERPAD y ERPAR respectivamente.
En estos casos a diferencia de los quistes aislados sí que hay que hacer un seguimiento regular ya que pueden dañar los riñones y presión arterial alta, dolores de cabeza y espalda, hematuria, etc. e incluso insuficiencia renal.

Quistes de médula renal:

  • Riñón en esponja medular: Se presenta en la infancia
Especialidades:
  • Urología