La reacción psicológica ante la infertilidad puede originar depresión y baja autoestima

La infertilidad asociada a la mujer, al hombre o factor mixto se convierte a veces en tarea complicada

woman-2912367_1280-768x512

La primera reacción de una mujer -o pareja- al recibir el diagnóstico de “sois infértiles” es de sorpresa y siempre, en todos los casos, es una noticia que genera estrés. La mayor parte de las mujeres llevan muchos usando métodos anticonceptivos… y de pronto reciben la noticia de que tienen problemas para tener hijos.

Aceptar el diagnóstico es el primer paso a nivel psicológico y hacerlo, sea cual sea el origen, factor de infertilidad asociado a la mujer, al hombre o factor mixto, se convierte a veces en tarea complicada.

“Las reacciones psicológicas de las mujeres suelen ser de duelo, depresión y baja autoestima. Duelo por la pérdida, el deseo no realizado que causa frustración, rabia, anhelo, tristeza, culpa, etc., y que en muchas ocasiones rompe las parejas que se someten a tratamiento”, explica la psicóloga clínica, Elena Iracheta Ruíz, de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional.

Elena IrachetaLa mujer vive este proceso, como un estresor, asegura esta especialista. “Tiene que acudir al médico muchas veces, debe estar pendiente de su cuerpo a diario debido al tratamiento que requieren estas pacientes, de los resultados para poder avanzar, deben tener a veces relaciones sexuales dirigidas, etc. Este panorama provoca en la mujer una carga emocional muy intensa, de hecho, casi siempre es la receptora de los ‘malos’ sentimientos”.

Según Elena Iracheta claramente este problema es una cuestión de pareja. “Cada miembro de la relación puede vivirlo de manera distinta – el hombre por su lado, la mujer por el suyo- o los dos juntos, que sería la situación idónea”.

Además, la infertilidad implica un desembolso económico importante que se convierte en muchas ocasiones en un punto más a añadir a la lista de acontecimientos negativos.

Para la psicóloga clínica de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional, “por otro lado, el ámbito social es un tema controvertido: la presión familiar, la de los amigos, conocidos, etc. Muchos de ellos desconocen los problemas de estas parejas y preguntan por la futura maternidad de manera insistente. Normalmente, la mujer que no puede tener hijos se siente ‘menos mujer’, siente que ‘pierde’ cosas continuamente: pierde el control de algo tan importante como tener un hijo, pierde el deseo de un embarazo, parto y bebe, pierde en ocasiones la posibilidad de ser madre biológica (y continuidad genética), pierde años de su vida en estos intentos”.

La mujer ante la infertilidad suele necesitar hablar con otras mujeres que hayan atravesado o estén atravesando la misma situación, siendo un punto a favor en la recuperación psicológica de las mismas, así como la necesidad de terapia psicológica para la mujer o para la pareja.

El Hospital Ruber Internacional es centro de referencia nacional e internacional en el estudio y tratamiento de parejas con dificultad para concebir. Según asevera Elena Iracheta los especialistas médicos de la Unidad de la Mujer ofrecen asesoramiento y las más vanguardistas técnicas en reproducción asistida, además de una amplia experiencia en cirugía asociada a la infertilidad y posterior control del embarazo y parto.

Deja un comentario